Skip links

De Francia a España y de España a Francia

Igual no lo sabías, pero muchos franceses deciden irse a España para cursar la carrera de fisioterapia… antes de volver otra vez a Francia, para ejercer de fisioterapeuta. Eso es exactamente lo que hizo Marion, de la cuenta de Instagram @physiobody. Si quieres saber por qué y aprender de su experiencia, ¡sigue leyendo!

Para los que no te conocen, ¿podrías presentarte y contarnos tu trayectoria como fisioterapeuta?

Soy Marion, una fisioterapeuta francesa de 26 años.
A los 19, y después de un intento para sacarme la carrera en Francia, me fui a estudiar a Barcelona durante 5 años.

Al volver a Francia, me encontré con bastantes dificultades para hacer la autorización de trabajo. Entonces, decidí mudarme a Mallorca para trabajar como autónoma, en un centro médico pluridisciplinar.

Después de más de un año y medio preparando mi autorización, he conseguido tenerla, y he vuelto a Francia para empezar a trabajar en una clínica privada.

Cambiar de país implica muchas cosas, y, entre otras, algunos sacrificios. Bajo tu experiencia, ¿cómo se pueden preparar y mentalizar los fisioterapeutas que se plantean irse a Francia para trabajar?

El cambio de país es una fase que puede ser difícil para cada uno. Dejar a su familia, a sus amistades, cambiar de cultura…
Pero es una nueva etapa llena de oportunidades y de aprendizaje tanto profesionales como personales. 

Dominar un poco el tema del idioma es algo que puede ayudar al principio, sobre todo en el momento de comunicarse con el equipo y los pacientes. Pero esto irá mejorando día tras día.

Irse de vacaciones en el sitio donde se quiere vivir en el futuro es una buena manera de empezar, por ejemplo.

Al vivir en otro país, habrás notados diferencias culturales. Esas diferencias que te sorprendieron, también sorprenderán a los Españoles que deciden instalarse en Francia. En tu caso, ¿cuál es la mayor curiosidad que recuerdas?

Cuando llegué a Mallorca para trabajar, me enfrenté a muchísimo intrusismo por parte de los quiromasajistas así como un desconocimiento total de nuestra profesión. Muchas veces me preguntaron si les podía dar solo un masaje o si hacía reeducación también…

En Francia, el intrusismo está más controlado, y la mayoría de la gente conoce el papel exacto de un fisioterapeuta.

Como segunda « curiosidad » tengo que admitir que en España la gente se queja mucho menos que aquí, en Francia, jaja…

Bajo tu criterio, ¿qué puede hacer un extranjero para integrarse fácilmente en el país que lo acoge? 

Ser uno mismo, hablar con la gente aunque el tema del idioma no lo domine, tirarse al agua. Siempre estará bien acogido hacer el esfuerzo de comunicar para integrarse.

Tener la mente abierta y demostrar que tiene ganas de aprender, de crecer y compartir. Y sobre todo, no fijarse en las personas que podrían intentar desanimarle, sino siempre guardar su objetivo en la cabeza y tirar adelante.

Te has graduado en España pero has decidido regresar a Francia para ejercer la fisioterapia. ¿Cuáles son los trámites por los que has tenido que pasar y cuánto tiempo te ha llevado?

Mi caso es un poco especial debido a que me fui a trabajar una temporada a Mallorca, pero en total estuve más de 1 año y medio con los trámites… teniendo en cuenta que la media de tiempo es entre 4 meses y 1 año o más.

Primero, mandé mi dossier traducido a una DRJSCS (Direction Régionale Jeunesse, Sport et Cohésion Sociale) de una región de Francia para empezar a hacer el proceso para obtener la autorisation d’exercice sur le territoire que muchas veces llamamos “equivalencia”. Este papel permite tener el derecho de trabajar en Francia, pero no se cambia el título español a un título francés, como muchas personas lo piensan…

Después, hay que pasar por una primera comisión en la cual van a evaluar el dossier mandado y decidir cuántas horas de prácticas se tienen que hacer y en qué especialidades. Una vez estas prácticas hechas, el dossier pasa por otra comisión y resulta la autorización para trabajar.

Para adelantar una pregunta que tendrán muchos fisioterapeutas españoles, ¿en qué se diferencian los sistemas de salud de Francia y de España?

El sistema de salud francés funciona con l’assurance maladie (Seguridad Social) y la complémentaire santé (Mutua).
Lo habitual es que la mutua pague el 30% de los gastos y la Seguridad Social el 70% restante. El médico de cabecera prescribe sesiones de fisioterapia, y luego se puede elegir la clínica de fisioterapia a la que acudir, ya que prácticamente la totalidad de ellas tiene convenio con la Seguridad Social.

En libéral (autónomo), el precio de la sesión es fijo: 16.14€ por media hora, y tenemos la obligación de tratar un paciente por media hora.

¿Quieres comentar algo más?

Aunque que el camino para llegar a trabajar en Francia puede parecer largo, hay que pensar que las prácticas que pedirán, hechas en hospitales o clínicas, permiten darse cuenta de cómo se practica la fisioterapia en Francia. Es una oportunidad para tener un primer contacto con el sistema de salud, el equipo pluridisciplinar y, sobretodo, los pacientes.

Tengo una cuenta en Instagram donde hablo un poco del proceso para obtener la autorisation d’exercice. No dudéis en contactarme si os encontráis con dificultades.

¡Mucha suerte a tod@s!

Join the Discussion